El famoso manguito de los rotadores del hombro

Seguramente que hayamos oído en alguna ocasión el término manguito de los rotadores refiriéndose a alguna parte del hombro y a alguna patología, pero ¿qué es exactamente? Básicamente es una estructura de la cintura escapular (hombro) constituida por cuatro músculos:

  • Supraespinoso
  • Infraespinoso
  • Redondo menor
  • Subescapular

Hombro

Vamos a obviar sus orígenes e inserciones ya que éstos se pueden encontrar en cualquier atlas de anatomía que se precie. Sin embargo, hagamos una interesante apreciación sobre sus acciones. Curiosamente, de estos cuatro músculos, el que más guerra suele dar es el supraespinoso (a través de una tendinitis del supraespinoso), y precisamente, es el único de los cuatro que no interviene en las rotaciones del hombro (dicho músculo realiza principalmente la abducción o separación del brazo).

La patología que indica que hay una lesión del manguito rotador es muy amplia y difusa englobando cuadros de tendinitis, desgarros, desgastes, inflamaciones, bursitis, roturas (parciales o completas), pinzamientos, etc. de cualquiera de los músculos que lo componen, de sus tendones o de estructuras relacionadas como por ejemplo las bursas. Curioso dato cuando es normal ver en los informes traumatológicos cosas como: patología del manguito rotador, síndrome del manguito rotador, tendinitis del manguito rotador, desgarro del manguito rotador, inflamación del manguito rotador, etc. Pero, Sr. Traumatólogo, ¿puede darme algo más de información? ¿No son cuatro músculos? ¿Cuál es el que está afectado? La realidad es que el Sr. Traumatólogo muchas veces no puede darte más información ya que la única prueba que te ha hecho es una radiografía, la cual da información acerca de la estructura ósea y cartilaginosa (por ejemplo, si hubiese una artrosis acromioclavicular), pero no dice mucho acerca de las estructuras blandas (músculos, tendones y ligamentos). Para ello sería necesaria una resonancia magnética o una ecografía, que “cuestan más dinero” y que “no hacen falta si le mando al paciente Antiinflamatorios y relajantes musculares”.

Luego, el término manguito rotador no hace mucha justicia a su verdadera funcionalidad. Cómo ya hemos dicho el músculo supraespinoso, que suele ser el más afectado, no realizada funciones de rotación en el hombro sino de abducción. De los otro tres, dos realizan una rotación externa del hombro (infraespino y redondo menor) y el último, el subescapular, realiza una rotación interna del hombro. Quizás sería más adecuado haberle llamado “manguito estabilizador” o “manguito coaptador” ya que la principal función de esta estructura es la de mantener la cabeza del húmero en la cavidad glenoidea (el hueco en la escápula donde se articula) y evitar dos aspectos importantes:

  • El primero, evitar la caída del brazo, acción que realiza junto con el sistema ligamentoso y capsular que no es muy potente
  • Y el segundo y más importante, impedir la luxación de la cabeza del húmero (luxación del hombro). No hay que olvidar que el hombro es la articulación con más movilidad en el cuerpo ya que es necesario acceder a cualquier parte del espacio para maniobrar con instrumentos o llevarse comida a la boca, tarea que realiza en sinergia con codo y mano. Dicha movilidad tiene un precio, y es la facilidad que tiene de luxarse. De ahí la importancia de tener una musculatura adecuada

Por otro lado es interesante hablar de la falta de ineficacia en los tratamientos de rehabilitación ortodoxos debido, en gran medida, a la falta de especificidad. Si son cuatro músculos, con sólo dos de ellos realizando la misma acción, Sr. Traumatólogo ¿cuál de ellos estiro? ¿y cuál de ellos tonifico? De nuevo, volvemos a leer en la “sección dominical de rehabilitación” cosas tan generales, inespecíficas e infructuosas como: Estiramiento y fortalecimiento del manguito de los rotadores. Pero, ojalá fuese solo infructuoso y no acompañado de empeoramiento del cuadro, como suele ser lo habitual cuando no hay un diagnóstico ni tratamiento correctos. De hecho, muchas veces solamente con una valoración manual funcional y palpatoria del hombro obtenemos una información que nos aporta un grado de especificidad adicional.

 

2018-07-06T10:29:31+00:00octubre 13, 2015|