Ecológico, biológico, orgánico

Por suerte para la especie humana y para el planeta en los últimos años ha habido un aumento importante en el consumo y la búsqueda de alimentos y productos naturales que no perjudiquen a la salud ni a nuestro entorno. Es aquí donde surgen los productos eco, bio u orgánicos.

Manzana orgánica
Photo by PeterFranz / CC BY

Sin embargo, junto a este auge ha venido también de la mano el que algunos fabricantes se hayan querido subir al carro y ofrezcan productos que no cumplen del todo las exigencias impuestas por las organizaciones reguladoras. Todo ello, junto al hecho de que existe una gran ambigüedad en cuanto a la terminología utilizada, hace que mucha gente tenga cierta reticencia y desconfianza a la hora de empezar a cambiar la forma de llenar el carro de la compra. Con esta entrada pretendemos dar algo de luz al respecto y un cierto empujón a aquellos que todavía no se han decidido.

En cuanto a la terminología, aunque ésta deriva principalmente de los términos utilizados en diferentes países también existen algunos matices que conviene resaltar:

Orgánico

  • Término que se utiliza principalmente en el mundo anglosajón
  • Indica que no se han empleado plaguicidas, herbicidas, fertilizantes u otros añadidos químicos o artificiales

Biológico (Bio)

  • Término que se utiliza principalmente en Francia
  • Indica que está libre de ingredientes modificados genéticamente (transgénicos)

Ecológico (Eco)

  • Término que más se utiliza en España, aunque los dos anteriores también están aceptados como sinónimos según la normativa española
  • Indica que el producto se enmarca en un entorno verde, es decir, existe un cuidado y respeto especial del medioambiente y del producto en todos los procesos de la cadena alimentaria

Independientemente de estos pequeños matices, lo importante es que el producto tenga el logotipo europeo de certificación de alimento ecológico: La Eurohoja.

Eco

Dicho sello implica que la producción del alimento cumple, entre otros, los siguientes puntos:

  • Evita la utilización de plaguicidas, herbicidas, fertilizantes y otros abonos químicos en agricultura
  • Evita la utilización de hormonas de crecimiento y antibióticos en animales
  • Evita la utilización de productos modificados genéticamente (transgénicos)
  • Aboga por el empleo de recursos renovables y el reciclado natural (por ejemplo, en los productos residuales del suelo en la agricultura)
  • Defiende el bienestar de los animales y la utilización de piensos naturales
  • Evita la utilización de aditivos, conservantes, colorantes o métodos químicos para la elaboración y mantenimiento de los productos (a cambio utiliza procesos de envasado al vacío, secado, frío, fermentaciones, etc.)
2018-07-06T09:20:54+00:00 febrero 14, 2016|